NO ESTOY EN VENTA

Una joven pareja entró en el mejor comercio de juguetes de la ciudad. Hombre y mujer se entretuvieron en mirar sin prisa los juguetes de colores alineados sobre las mesas y llenas estanterías colgadas del techo. Había muñecas que lloraban y reían, juguetes electrónicos, cocinas en miniaturas donde se hacían tartas y pasteles. No llegaban a decidirse. Se les acercó una dependienta muy simpática.... (sigue en leer más)

 

-Mira-, le explicó la mujer- nosotros tenemos una niña muy pequeña, pero estamos casi todo el día fuera y, a veces, hasta la noche.
-Es una cría que apenas sonríe- continuó el hombre.
-Quisiéramos comprarle algo que le hiciera feliz, añadió la mujer, incluso cuando no estuviera con nosotros...Algo que le diera alegría aún cuando estuviera sola.
-Lo siento- sonrió la dependienta con gentileza-. Pero aquí no vendemos padres.


 

Joomla Templates - by Joomlage.com